WhatsApp 680279910 info@anemcastello.es

La candidata socialista solicitará al puerto la cesión de la antigua explotación minera

La candidata socialista a la alcaldía de Castelló, Amparo Marco, ha planteado a la Autoridad Portuaria la cesión al Ayuntamiento de los terrenos de la cantera de Les Serretes, situada en las inmediaciones de la ermita de la Magdalena, para reconvertirlos en un parque de ocio con un uso cultural, social y deportivo. Marco y el candidato Rafa Simó han mantenido un encuentro con el presidente de PortCastelló, Francisco Toledo, para abordar la propuesta, que cuenta con el visto bueno del máximo responsable del puerto. La cantera tiene una superficie de 68.000 metros cuadrados.

“Es un proyecto con un doble objetivo. Por un lado, se recupera un espacio natural que sufrió los efectos de la extracción intensiva de los recursos minerales y, al mismo tiempo, se recupera la zona para el uso público, para el disfrute de la ciudadanía”, explica Marco. Además, destaca la situación emblemática de la cantera, junto al ermitorio. “El entorno mejorará y se dinamizará. Será un complemento estupendo al Castell Vell, un patrimonio recuperado durante el presente mandato municipal”.

La propuesta está basada en el proyecto del ingeniero Luis Oria, que desarrolló la idea para una investigación universitaria, en el que proponía la recuperación ambiental de la antigua explotación minera para rentabilizar el espacio natural, al mismo tiempo que se completa la regeneración paisajística de la zona. Para la ejecución del proyecto será necesario realizar un estudio de la zona, a fin de concretar las actuaciones a realizar, así como el presupuesto. Marco afirma que la situación económica del Ayuntamiento permitirá acometer las obras una vez se logre la cesión por el puerto.

De esta cantera, propiedad del puerto, se extrajeron miles de toneladas de piedra caliza para la construcción del dique de Levante, en 1882. La magnitud de la obra pública requirió la movilización de una enorme cantidad de recursos minerales que se encontrasen próximos al litoral para garantizar el desarrollo de la obra. Con la actuación que ahora se prevé, se lograría que una zona que contribuyó al desarrollo económico y social de la ciudad pueda revertir en la sociedad castellonense y que el patrimonio del puerto se ponga a disposición del Ayuntamiento para uso de los castellonenses.

El proyecto contrasta con el que pretendió desarrollar el PP hace unos 15 años. En aquel momento se planteó la ubicación en la cantera de un vertedero de residuos inertes, principalmente escombros procedentes de la construcción. El impacto visual que tenía el proyecto motivó que fuera desechado, aunque ya se habían completado la tramitación de la declaración de interés comunitario para poner en marcha el vertedero.